El alcalde no descarta un pacto de gobierno con alguna formación de la oposición

Las últimas sesiones plenarias han constatado la debilidad de un gobierno en minoría a la hora de culminar proyectos de vital importancia para el municipio ante una oposición anclada en un rechazo frontal a las iniciativas del equipo de gobierno
alcaldepacto
El alcalde no descarta un pacto de gobierno con alguna formación de la oposición

 

Se la prometía muy feliz el PSOE tarifeño tras los “excelentes” resultados cosechados en los últimos comicios locales en los que se quedó a 24 votos de la mayoría absoluta. Francisco Ruiz determinó entonces que estaba legitimado a gobernar en minoría, pero lo cierto es, que un gobierno en minoría, por aquello del juego político tiene eso, que está en minoría y claro, eso se nota y mucho, a la hora de alcanzar los objetivos marcados por el partido en el poder.

 

Se vio a la primera de cambio cuando la oposición en bloque (PP, Adelante Tarifa y Andalucía por sí) rechazó las asignaciones económicas a los distintos ediles en función de sus responsabilidades, dedicación y cargo. De hecho, obligó a restructurar a la baja esas asignaciones que fueron aprobadas no porque los miembros de la oposición estuvieran de acuerdo (que no lo estaban) sino porque un edil de la oposición faltó el día que se aprobaron. De ahí hasta la fecha, la oposición entre los que se encuentran sus antiguos socios, han puesto infinidad de impedimentos justificados para votar en contra de la propia gestión municipal.

 

La última sesión plenaria constató el ‘divorcio’ entre los antiguos aliados de los socialistas en el mandato pasado, cuando fue rechazada la aprobación provisional y sometimiento a información pública de la modificación puntual del PGOU de Tarifa para la nueva clasificación como suelo urbanizable del sector SUS-TA-02 “Albacerrado” que como todos recordarán es un paso necesario en la propia modificación del proyecto de Metrovacesa para esa zona  anteriormente llamado ‘Ciudad del Surf’. De hecho, el PSOE lamentó que (sobre todo) “Adelante Tarifa que votaron a favor del proyecto en el mandato pasado ahora bloqueen un proyecto supone una inversión de cerca de 70 millones de euros, con el compromiso de la empresa de desarrollar al menos un hotel de 200 habitaciones, así como la inversión en infraestructuras de 4 millones de euros”.

 

 

Preguntado hoy el alcalde por estos “contratiempos” en la gestión municipal Francisco Ruiz ha vuelto a lamentar este hecho y ha señalado que la modificación planteada “lo único que se ha modificado con respecto al proyecto que ellos votaron, es que hemos incluido viviendas protegidas como obligación de edificabilidad. Creíamos que eso era una medida sustancial que hemos tenido que trabajar con Metrovacesa para que se aceptara. Por eso no entendemos la abstención porque lo único que hace es retrasar el proyecto y pone en riesgo la inversión y de desarrollo socioeconómico del municipio”, apuntó el alcalde que de igual modo aseguró que “ningún ciudadano entendería que lo que es bueno para Tarifa se vote de una forma u otra en función de si se está en el gobierno o no. Creo que eso no debería de haber pasado, ni quiero pensar que eso haya pasado”.

 

Otro asunto en el que se evidencia la falta de apoyo entre los munícipes de la oposición a la gestión del gobierno socialista ha sido el rechazo la propuesta “en la que bajábamos el coste político del Ayuntamiento y en contraprestación subíamos nuestra representación en las administraciones supramunicipales. Y a eso han votado en contra. Eso sí que entiendo que no se ha pensado o la oposición no quiere que bajemos el coste político, ni que tengamos más representatividad en administraciones supramunicipales”.

 

 

Ha sido precisamente cuando en relación a este asunto, el alcalde ha anunciado nuevos contactos con los partidos de la oposición para explicar más detenidamente el proyecto y convencerles para que emitan un voto favorable en un próximo pleno, cuando Francisco Ruiz ha confirmado que en esos encuentros podría abordarse una propuesta a algunas de las fuerzas, que matizó no iba a ser el Partido Popular, para que se sumase al gobierno y consolidar un gobierno local de más peso a la hora de poder afrontar nuevos retos en su gestión. “Si nos sentamos con algún grupo nos sentaremos con las fuerzas de izquierda, pero nunca lo haremos con el Partido Popular. Es cierto que en estas conversaciones para abordar el asunto de Metrovacesa, podremos incorporar conversaciones encaminadas a buscar un acuerdo de gobierno o pulir nuestras relaciones entre grupos para conseguir acuerdos puntuales que se traduzcan en obtener la mayoría necesaria para abordar temas de importancia crucial para el municipio”.

 

Así, en los próximos días, el organigrama del gobierno local podría cambiar de estructura y sumar uno o varios ediles más a un gobierno que en la actualidad cuenta con un rechazo en asuntos donde los socialistas contaban con obtener el respaldo de algunos de los grupos políticos en la oposición.

Comentarios