AGADEN solicita al Gobierno el desmantelamiento del Cable tras las constantes roturas y vertidos al mar

Los ecologistas sostienen que en los acuerdos pactados por la colocación del Cable, se detallaba que “en caso de anomalías (roturas) se procedería a su desmantelamiento”

Obras de colocación del primer tendido eléctrico entre Marruecos y España en 1996/TAD
Obras de colocación del primer tendido eléctrico entre Marruecos y España en 1996/TAD
AGADEN solicita al Gobierno el desmantelamiento del Cable tras las constantes roturas y vertidos al mar

 

La nueva rotura de uno de los cables que integran la interconexión eléctrica entre España y Marruecos en concreto en la segunda interconexión y el cable número 7, ha traído consigo una reacción de los grupos ecologistas que como AGADEN-Ecologistas en Acción, no solo cuestionan la inocuidad del vertido al mar del líquido refrigerante, sino que ha solicitado al Gobierno de la Nación el desmantelamiento de la interconexión eléctrica entre España y Marruecos en un corto plazo de tiempo.

 

Los ecologistas apuntan a que “la diferencia entre esta rotura y las dos anteriores ha consistido básicamente en que las anteriores se ocultaron a la sociedad civil y fue descubierta por el movimiento ecologistas denunciando el oscurantismo y poca transparencia de REE y alguna autoridad que sí había sido informada (alcalde de Tarifa).

 

Ante esta nueva vía abierta por la empresa donde también se ha notificado la rotura, los ecologistas llegan a varias conclusiones: por un lado, “que la rotura es mucho más grave de lo que cuentan, de ahí las prisas por anticipar la información cuando aún están investigando, el lugar, profundidad. Por otro, que lejos de lo argumentado por la multinacional eléctrica “el vertido del líquido refrigerante afecta a un ecosistema valioso y frágil que tiene la declaración de Reserva Intercontinental de la Biosfera”.

 

 

AGADEN-Ecologistas en Acción basa su petición de desmantelamiento del Cable en consonancia con lo esgrimido en su día por el entonces como Delegado del Gobierno, Torres Hurtado quien durante la fase de negociación de las contraprestaciones y medidas compensatorias por la instalación del Cable, apuntó a que en ese acuerdo “se contemplaba que en el caso de que los cables se mostraran comportamientos anómalos en el tiempo y su funcionamiento, se procedería a su desmantelamiento”.

 

Los ecologistas sostienen que la instalación del cable de Tarifa, es “una instalación, vieja, obsoleta y peligrosa para el medio marino debido a las continuas roturas (tres al menos, que sepamos) en un corto periodo de tiempo. Al mismo lo podemos calificar como un enfermo crónico “

 

También sostienen los ecologistas que “es un hecho constatado que la energía eléctrica que actualmente importamos del país vecino tiene su origen en centrales térmicas (energía sucia) que en Europa se están cerrando por la gran contaminación que producen (actualmente la CT de Los Barrios esta parada) y que supone una ganancia económica para las eléctricas al producir la energía más barata en Marruecos y después nos la vendan a precios más caros”.

Comentarios