Adelante Tarifa, el Comité Provincial de Trabajadores de Comes, la Asociación de Taxis de Tarifa y usuarios exigen la apertura al público del apeadero de autobuses

La estación que fue remodelada en el 2017 lleva cerrada al público desde hace un año y medio y carente de cualquier tipo de servicio. El alcalde defiende la necesidad de vincular la apertura de los servicios del apeadero a la adjudicación de la cafetería y prevé que será realidad en menos de dos meses

apeaderocerrado
Una estación de autobuses de un municipio turístico cerrada a cal y canto y sin ningún servicio mínimo/Shus Terán
Adelante Tarifa, el Comité Provincial de Trabajadores de Comes, la Asociación de Taxis de Tarifa y usuarios exigen la apertura al público del apeadero de autobuses

 

La formación local de izquierdas, Adelante Tarifa que el pasado pleno ordinario preguntó al gobierno local “si tenía previsión de abrir este edificio en un corto plazo de tiempo” asegura que la única respuesta del gobierno PSOE-AxSí fue la de esperar a sacar la licitación del bar para abrir el resto de la estación, a pesar de que el expediente administrativo de licitación lleva dos años elaborándose tal como manifestó el propio alcalde.

 

En este sentido Adelante Tarifa considera “un error seguir vinculando la licitación del bar a la pues en funcionamiento del resto de la estación y propone para su apertura a corto plazo que el personal operario del Ayuntamiento abra y cierre la estación y se contrate a personal de la bolsa de limpieza de edificios públicos para las tareas propias y de desinfección de la estación y de los baños”. Subraya además la coalición de “que la estación de autobuses de Tarifa es un punto de gran importancia para el transporte público de la comarca y de la provincia”.

 

Esta mañana, en las puertas del apeadero, miembros de Adelante Tarifa, encabezados por el portavoz municipal, José Francisco Castro han comparecido para incidir en “una reivindicación” reclamada además  por el presidente del Comité Provincial de Transportes Comes de Cádiz, Jesús Cañas, quien ha señalado que “además que el cierre de la estación de autobuses local, no solo provoca un perjuicio a los usuarios de los autobuses, sino que además redunda negativamente en los trabajadores, -así como de forma indirecta- en el servicio de taxis”. Y es que según apuntó Cañas, el cierre del apeadero acarrea que los usuarios no tengan punto de información, ni punto de venta de billetes, ni para poder recargar las tarjetas del Consorcio Metropolitano de Viaje, ni la posibilidad de hacer uso de los aseos”.

El presidente del Comité Provincial de Transportes Comes de Cádiz, apunta a que a tener las taquillas cerradas hay “un trabajador y medio menos trabajando. Le hemos reclamado a la empresa de transporte la apertura y dice que se niega abrirla ni que se hace cargo de la limpieza de una estación que es municipal que corresponde al Ayuntamiento”.

 

Desde el sector de Taxis, el presidente de la asociación local, Francisco López del Río, denuncia que esta situación a su sector le afecta que “no tenemos accesos a los baños, incluso teniendo que acudir a bares, o hacer las necesidades por alguna zona escondida. Estamos en unas condiciones muy lamentables y no se puede consentir”.

 

Adelante Tarifa exige tanto al Consorcio Metropolitano de Transporte como al gobierno local “una mayor implicación y una apertura inmediata de las instalaciones”, ya que el gobierno local es perfectamente conocedor de las dificultades del Ayuntamiento para sacar una licitación, “de ahí que no se entienda que se siga insistiendo en esta vía especialmente en unas fechas como en la que estamos (pleno verano) con una mayor afluencia de personas en las infraestructuras de transporte público con las que cuenta el municipio deben estar disponibles, no solo para las personas usuarias, también para los trabajadores y trabajadoras del sector del transporte público”.

 

Para ello, y ante la negativa del Consorcio Metropolitano de abrir el apeadero, el portavoz municipal de Adelante Tarifa, señala que ha trasladado a los gobernantes locales una “medida excepcional pero efectiva como sería el empleo de trabajadores y personal del Ayuntamiento que pueden abrir las instalaciones y tirar de la bolsa de personal de limpieza con la que cubrir la limpieza y desinfección de los baños”.

 

El alcalde defiende vincular la apertura de las instalaciones a la apertura de la cafetería

 

Desde el Consistorio, a través del alcalde, Francisco Ruiz Giráldez se ha defendido el vincular la apertura de las instalaciones a la adjudicación y próxima apertura de la cafetería-Bar. En tal sentido, el regidor tarifeño apunta a que “no se ha realizado antes debido a asuntos burocráticos y administrativos, pero asegura que en menos de dos meses estará la concesión licitada y la cafetería abierta. Ruiz Giráldez ha explicado además que “precisamente estamos trabajando para aumentar la contratación en el área de contratación y adjudicación municipal para evitar que se eternicen en el tiempo estos procedimientos”.

 

 

El alcalde compara el asunto a la apertura y cierre de los aseos del Paseo de La Alameda, que están vinculados al horario de la Oficina Municipal de Turismo y señala que “no podemos tener un personal las 24 horas del día con el apeadero y sus baños abiertos. Existe un compromiso de vincular la apertura de la cafetería y por tanto de los baños al horario de la cafetería que coincidiría con el primer y última salida de los transportes públicos”.

 

 

A pesar de las explicaciones aportadas desde el Consistorio, son muchos los sectores implicados que ven que en un municipio que triplica en verano su población con numerosos turistas se hace incomprensible, a juicio de una gran mayoría de ciudadanos, que estas necesarias instalaciones permanezcan cerradas a cal y canto y carente del más mínimo y digno servicio.

Comentarios