Y 700 días después… la mascarilla dejó de ser obligatoria

Solo se exigirá su uso en centros hospitalarios, sociosanitarios y en el transporte público. En los centros de enseñanza no es obligatoria la mascarilla aunque muchos colegios e institutos esperarán a recibir la orden autonómica para abandonar su uso

viñetamascarilla20abril2022
Viñeta realizada por 'El MAZO' expresamente para ilustrar esta noticia y en la que se arría la mascarilla en forma de bandera
Y 700 días después… la mascarilla dejó de ser obligatoria

Como ya avanzó la ministra de Sanidad, Carolina Darias, el Gobierno aprobó el martes 19 de abril el fin del uso obligatorio de las mascarillas en la mayoría de espacios interiores. De esta forma, y tras dos años de pandemia del Covid-19, España da a partir de hoy un paso crucial en lo que se refiere al control de la situación epidemiológica derivada de la crisis del coronavirus.

 

Pese a que los detalles de la norma se darán a conocer en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros y cuando se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el miércoles, en los últimos días y semanas ya se han ido conociendo la mayoría de situaciones en las que se mantendrá la obligatoriedad del uso de mascarillas, los espacios en los que ya no será necesaria o aquellos en los que será recomendable.

 

Darias ha precisado que las mascarillas deberán seguir usándose en espacios sanitarios como hospitales, centros de salud, de transfusión de sangre o farmacias.

 

De hecho, la idea del Ministerio de Sanidad es seguir la línea marcada por la Ponencia de Alertas, Planes de preparación y Respuesta, posicionamiento que fue trasladado a las comunidades autónomas en uno de los últimos plenos del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) y que fijó que no se produciría ningún cambio en la normativa hasta después de Semana Santa.

 

¿DÓNDE SERÁN OBLIGATORIAS?

Según este documento, las personas deberán seguir usando mascarillas en el interior de los centros sanitarios para la población general y en las residencias de mayores, en el caso de que sean trabajadores o visitantes. Los residentes únicamente deberán usarlas en espacios comunes. Además, también será obligatoria en cualquier medio de transporte.

En una reciente entrevista concedida a El País, la ministra precisaba que entre los centros o establecimientos sanitarios en los que deberá usarse estarán “los hospitales, los centros de salud, los centros de transfusión de sangre o las farmacias”. En estos casos, el “vector” que se ha seguido es el referente a que son espacios en los es más frecuente que acuda la población más vulnerable.

En los medios de transporte "no habrá ninguna excepción", de tal forma que habrá que llevarla "en todos"; mientras, alumnos y profesores dejarán de usarla en los centros educativos

Por su parte, Carolina Darias se ha mostrado clara en cuanto a su uso en medios de transporte: “no habrá ninguna excepción, en todos hay que llevarla”. Según el documento de la Ponencia de Alertas, en ellos “la probabilidad de transmisión en ausencia de mascarilla puede ser elevada y el impacto podría ser moderado teniendo en cuenta la diversidad de personas expuestas, entre las que podría haber vulnerables”.

 

‘NO’ EN COLEGIOS, INSTITUTOS Y UNIVERSIDADES

A falta de la norma que apruebe el Gobierno, los únicos espacios interiores en los que directamente se recomienda no usar mascarillas son los centros educativos, tanto colegios como institutos o universidades. Los expertos, directamente indican a los alumnos que no la usen, tanto los más pequeños como los más mayores. Mientras, a aquellos profesores “con factores de vulnerabilidad” se les recomienda usarlas.

En este ámbito, se incide en que tanto en menores de 12 años como en mayores “el impacto directo de un incremento de la transmisión es muy bajo” o “más bajo que en la población en general”. Además, se subraya que en estos grupos de edad, el uso de mascarillas “sí ha tenido un impacto negativo importante en el bienestar” o “en la interacción social y el desarrollo personal”.

Cataluña ha decidido adelantar su retirada en las aulas un día, de forma que este martes ya no tendrán que llevar la mascarilla en las escuelas de esta comunidad autónoma

La medida entrará en vigor este miércoles, pero algunas comunidades ya han avanzado que se adelantarán un día. Es el caso de Cataluña, que aunque a nivel general lo aplicará al mismo tiempo que en todo el país, en el caso de las aulas lo ha adelantado un día. El Gobierno catalán defiende que “tiene poco sentido” volver a las aulas con las mascarillas después de Semana Santa cuando en un día no será obligatoria.

Quienes tampoco deberán llevar este material de protección serán las personas mayores que habiten en una residencia o centro sociosanitario. Estos espacios son considerados como su “domicilio”, por lo que se considera que “el uso permanente de la mascarilla afecta al bienestar”. De igual modo, y aunque se apunte que la probabilidad de contagio “es elevada”, se insiste en que este método “impide la comunicación y el contacto, con graves repercusiones sobre el bienestar emocional”.

 

EN EL RESTO, UN USO “RESPONSABLE”

Para el resto de espacios interiores, tanto los expertos como la ministra piden a la población que sigan haciendo un “uso responsable” de la mascarilla, de forma especial entre la población vulnerable. Por ejemplo, en el entorno familiar, en las reuniones de amigos o las celebraciones privadas cuando haya “situaciones de riesgo”.

En entornos laborales, Sanidad insta a que los servicios de prevención de riesgos laborales de cada empresa decidan si su uso debe ser recomendado o no

También se apela a un “uso responsable” en aquellos espacios cerrados de uso público donde las personas transitan “como centros comerciales, supermercados o pequeños comercios”. La misma regla se seguirá en los espacios cerrados de las personas permanezcan “sin comer ni beber” como “cines, teatros, salas de conciertos, museos, etc.”, en los que sean cerrados y una persona esté un tiempo bebiendo y comiendo, como “bares, restaurantes o locales de ocio nocturno”.

Una de las dudas que resolverá la norma es saber cómo se aplicará en el entorno laboral. La Ponencia de Alertas precisa que “las situaciones de riesgo deberán ser evaluadas en cada centro de trabajo, donde se emitirán las recomendaciones específicas por los servicios de prevención de riesgos laborales”. En todo caso, se recomienda usarla “siempre que el trabajo deba realizarse a distancia interpersonal de menos de 1,5 metros y no pueda garantizarse la ventilación adecuada del espacio”.

Comentarios